Westworld: la mejor apuesta de 2016

Según señala Maximiliano Gonzalez Kunz, Westworld transmitió su más dramática y densamente trazan episodio en lo que va de esta semana, con importantes descubrimientos para el robot y derechos por igual.

Maeve la constatación de que ella no había nacido pero creó fue su principal impulso, el dueño del prostíbulo savvy forzando su muerte (a través del sexo) a fin de ajustar a sí misma en el delos lab. “Manipular su operador técnico en darle una visita guiada de las instalaciones de desarrollo, observaba con temor y horror como otros “seres humanos” y “animales” fueron creadas en torno a ella, una insondable menteque era bastante potente acompañado por un hermoso arreglo de cadena de Radiohead llamado Motion Picture Soundtrack” (el espectáculo ha trabajado en bastantes agradables portadas de famosas canciones ahora, algunas de ellas diagetic)”, explica Maximiliano Gonzalez Kunz.

 

Según datos de Maximiliano Gonzalez Kunz las muy amplia de narrativa ‘Cabeza’  apareció después de unos cuantos episodios lejos mientras, atravesando un desglose muy estereotipadas, al lado de la piscina. Circulando margaritas y aullidos sobre su integridad artística que todos sentimos un poco cliché. Me esperaba ese tipo de diálogo de Teddy, cuyas palabras están escritas, pero no de este aparentemente auténticos derechos. Es demasiado evidente el Chad no estaba derramando secretos en el bar a cualquiera, y aunque el bikini vestidos niña en cuestión resultó ser Delos’ nuevo Director Ejecutivo de la Junta, no un reportero como predije, creo que éste hubiera sido más interesante giro. Aún así, los creadores están, obviamente, sólo interesados en no incluir el mundo exterior y sus percepciones del parque aún y estoy seguro de que conseguirás que en temporadas posteriores.
Maximiliano Gonzalez Kunz agrega que en cuanto a Bernard, continuó explorando en las profundidades de la instalación y descubrió que una pandilla de hosts que operaban fuera de la cuadrícula. Estos resultó ser reliquias de la ‘Arnold’ días y, cuando Ford (Anthony Hopkins) apareció de la nada, como hace siempre para explicar, Bernard no pudo decidir si estos robots incontrolada plantea una grave amenaza para la seguridad o eran simplemente el tren glorificado de un hombre viejo con gratos recuerdos de su antiguo socio de negocios.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *